La Tierra que habitamos es un planeta que cambia a lo largo del tiempo. Cambian los materiales que la forman y cambian las especies que viven en ella. Hay cambios rápidos y hay otros lentísimos. Hay cambios radicales y los hay sutiles. Los hay previsibles y sorprendentes. Cambios devastadores y cambios que podemos llegar a controlar.

Los seres vivos intentan aprovechar los cambios y provocarlos, controlarlos o evitarlos de acuerdo con sus intereses. Los humanos también, y la ciencia nos ayuda a hacerlo con una gran eficacia, que implica también una gran responsabilidad.

El modelo de cambio geológico es lo que da más sentido a la Geología, ya que engloba muchos otros, que son casos concretos de este cambio. Si el alumnado es capaz de considerar que los materiales terrestres se originan y cambian constantemente (aunque casi siempre muy lentamente), que hay cambio pero también conservación y que la materia sigue un ciclo, que todo cambio requiere energía, que los cambios pueden provocar un impacto en el medio, etc ... están aplicando el modelo de cambio geológico y pueden explicar y predecir un conjunto de fenómenos.

Ideas clave del modelo cambio geológico
  • La Tierra está sometida a cambios, unos son graduales y continuos, otros esporádicos e intensos.

  • Los cambios dejan huella, bien por los materiales que originan, bien por las formas y estructuras resultantes

  • Algunos de estos cambios son motivados por agentes externos, que tienen en el sol y en la gravedad sus fuentes de energía.

  • Otros cambios son causados por procesos internos, que son activados por la energía térmica del interior del planeta y la gravedad.

  • Las actividades humanas están alterando el planeta Tierra.

(adaptación de Pedrinaci, 2003)

 

La superficie de la tierra cambia continuamente. La dinámica de cambio de los materiales que forman la superficie de la Tierra se inicia con la meteorización que los desmenuza, continúa con la erosión que los separa y finalmente se transportan. La energía que provoca estos cambios proviene inicialmente del sol y de la energía potencial debida a la fuerza de la gravedad. Uno de los productos generados en estos procesos es el suelo.

La Tierra es un planeta activo. Los terremotos y los volcanes son las principales manifestaciones de esta actividad. La explicación de su localización, distribución y origen se relaciona con el hecho de que la corteza es discontinua y con la energía interna de la Tierra.

L'objectiu d'aquest web és compartir recursos per avançar vers una avaluació formadora i gratificant