• las ideas básicas para trabajar

  • las ideas habituales del alumnado para revisar

  • posibles “buenas” preguntas que ayuden a la construcción de estas ideas

Los terremotos también dan lugar a cambios repentinos en el paisaje. La explicación científica es la de que diferentes fuerzas, debidas a la fricción y desplazamiento de los materiales que conforman las placas tectónicas, provocan que estos materiales se deformen. Llega un momento en que la tensión generada supera el límite de deformación del material y se rompe, dando lugar a una liberación repentina de energía. Esta energía se transfiere a través de ondas, que comprimien y expanden las rocas y provocan roturas.

La principal dificultad es entender que para que se origine un terremoto ha tenido que pasar bastante tiempo en el que se ha ido acumulando energía. Por lo tanto, es un fenómeno repentino en cuanto a su manifestación, pero lento en cuanto a su origen.

Generalmente los niños identifican sin problemas que un terremoto tiene alguna relación con los volcanes y expresan que "La tierra tiembla cuando los volcanes explotan", "La lava está tan caliente que hace temblar la Tierra" o ideas similares. Pero entender sus causas exige entender el concepto de fuerza y ​​qué pasa cuando se ejercen diferentes fuerzas sobre diferentes materiales.

Preguntas que es importante ayudar a responder pueden ser:

"¿Cómo puede ser que se rompan las rocas si son tan duras?": 

 

Esta pregunta nos ayuda a pensar en que las rocas, cuando están sometidas a fuerzas muy grandes, de comprensión y de expansión, se pueden deformar y llegar a romper, al igual que ocurre cuando comprimimos un yeso o cuando estiramos una goma elástica. Por lo tanto, será importante experimentar con diferentes materiales y comprobar cómo se deforman y cómo se llegan a romper. También se puede comprobar cómo el punto por donde se rompe una roca o un objeto (una goma elástica, un espagueti...) no es el mismo que el lugar donde se ejerce la fuerza.

"Pero ¿por qué al romperse se producen ondas que hacen temblar otras partes de la Tierra?":

En un terremoto las rocas se rompen en el interior de la Tierra (en el lugar que se denomina hipocentro del terremoto). Al romperse se produce una liberación repentina de la energía que se había ido acumulando, en forma de ondas que empujan (presionan) sobre las rocas cercanas y así sucesivamente. Es como cuando, en una fila, una persona empuja a otra y ésta a la siguiente, hasta que este movimiento llega a la última. En el caso de un terremoto, llega a la superficie de la Tierra (o del mar) y el lugar más cercano al hipocentro se llama epicentro. En el camino a la superficie de la Tierra estas ondas provocan sacudidas bruscas del terreno y más roturas.

Péndulo de Newton

"¿Por qué unos terremotos causan mucho daño y otros no tanto?":

La magnitud es un valor numérico que cuantifica la energía liberada. Se mide mediante la escala de Richter utilizando sismógrafos. En cambio, la intensidad de un sismo depende de los efectos producidos por las ondas sísmicas que se mide por otra escala, la de Mercalli o la de MSK. Los efectos dependen de muchos factores: el lugar donde llegan las ondas, la distancia del epicentro, la calidad de las construcciones o las características del terreno. Sismos de una misma magnitud pueden dar lugar a efectos de intensidad muy grande o muy pequeña.

"¿Por qué suceden en unos lugares y no en otros?":

 

La respuesta es similar a cuando hacemos esta pregunta en relación a los volcanes. En el caso de los terremotos, los movimientos de las placas causan que se rompan los materiales. Los lugares donde hay probabilidad de que se rompan son los mismos donde hay volcanes y fundamentalmente son aquellos en los que hay contacto entre placas, ya que el movimiento es continuo. Por tanto, la idea de que volcanes y terremotos están asociados es adecuada pero no tanto la de que los volcanes son la causa de los terremotos.

“¿Qué diferencia hay entre un terremoto y un tsunami?”:

Un tsunami casi siempre es la consecuencia de un terremoto, pero también pueden serlo de la actividad volcánica submarina o de un deslizamiento submarino o incluso de impactos de meteoritos en el mar. Para que un terremoto origine un tsumani, debe ser de magnitud considerable y el hipocentro ha de estar en el fondo marino, por debajo de los 6.000 metros. La energía liberada impulsa verticalmente una columna de agua de mar, dando lugar a grandes olas que pueden llegar a la costa y provocar destrozos importantes.

L'objectiu d'aquest web és compartir recursos per avançar vers una avaluació formadora i gratificant