Conferencias o exposiciones orales, conversaciones o puestas en común, 'congresos' ...

En la expresión de las ideas, procesos o sentimientos, la oralidad es el punto de partida. Los niños y los jóvenes primero deben poder comunicar su pensamiento oralmente y luego pasar a la comunicación escrita. Por lo tanto, es muy importante disponer de instrumentos para la recogida de datos provenientes de fuentes orales y, de este modo, poder regular los modos de hablar.

 

Hasta hace poco era difícil recoger estos datos con el fin de analizarlos y poder reconocer qué se comunica bien, qué habría que revisar, cómo y por qué. Sin embargo, actualmente es muy fácil grabar -con un móvil- estos tipos de actividades y retornar a ellas para valorarlas y tomar decisiones.

L'objectiu d'aquest web és compartir recursos per avançar vers una avaluació formadora i gratificant